Para que los hosts de una misma VLAN se comuniquen entre sí alcanza con tener switches de capa 2 con soporte para VLANs. No obstante, es altamente probable que deseemos que pueda haber comunicación entre hosts de diferentes VLANs e, incluso, con Internet. Para esto necesitamos, lógicamente, algún dispositivo que realice el ruteo. En este post intentaré resumir brevemente las diferentes alternativas para rutear entre VLANs.

Este post será introductorio y luego habrá otros posts que expliquen la configuración de los casos aquí mencionados.

Router sin trunk (ruteo tradicional)

Router sin trunk

Como se ve en el diagrama, el ruteo sin trunk utiliza una interfaz del router por cada VLAN. Lo mismo hace con las interfaces del switch. La ventaja de este esquema es que es muy sencillo de configurar. La desventaja es su ineficiencia en el uso de los recursos, sumado a que si la cantidad de VLANs a rutear son muchas podrían no alcanzar las interfaces en el router o switch. La otra gran desventaja es que cada vez que se quiere agregar una nueva VLAN es necesario conectar un cable adicional entre el switch y el router.

Router con trunk (router on-a-stick)

Router con trunk

Voilà! Esto se ve mucho mejor, ¿lo les parece? Con una configuración de router on-a-stick se optimiza la utilización de recursos, dado que no importa si se necesitan rutear 2 o 10 VLANs; siempre se necesitará tan sólo una interfaz en el router y una en el switch. El cableado es más sencillo y prolijo y agregar una nueva VLANs al ruteo requiere un esfuerzo mínimo. La principal desventaja está dada, quizá, porque con el esquema anterior cada VLAN tenía el 100% del ancho de banda con el router para sí misma y en este esquema debe compartirlo. No obstante, puede solucionarse con un enlace entre el switch y el router de mayor capacidad que los enlaces entre el switch y el resto de los hosts.

Switch de capa 3

Ruteo con switch de capa 3

A nivel físico este esquema es idéntico al de router on-a-stick, aunque la diferencia está dada por el rendimiento y por la implementación. Con respecto a lo primero, un switch está optimizado para conmutar tramas con lo cuál suele tener un throughput mayor. En lo que a implementación se refiere, en el caso del router se usan subinterfaces y con un switch de capa 3 VLANs.